Entomofobia, Miedo a los Insectos

mar
4

La entomofobia es un miedo irracional a los insectos que puede paralizar la vida de quien lo sufre. Un miedo irracional es aquel que no está causado por una causa lógica y justitificada, sin embargo, quien lo vive como tal, siente una gran alarma ante el peligro inminente que representa el contacto con los insectos.

De esta forma, la reacción habitual suele ser la evitación.

Remedios para superar el miedo

1. En primer lugar, la información es fuente de poder, da seguridad a la persona. Por ello, igual que en los cursos para superar el miedo al avión se informa al afectado sobre el funcionamiento de un avión, para superar la fobia a los insectos es importante, informar a la persona sobre los diferentes tipos de animales, cuál es su tipo de vida y sus costumbres.

De esta forma, a través de la información, el paciente va tomando cada vez más conciencia de que esos bichitos no son una amenaza para él.

2. Por otra parte, una terapia psicológica es fundamental para superar este miedo porque tiene curación. Al igual que tiene curación cualquier otra fobia.

3. El contacto paulatino y gradual a situaciones que para el paciente suponen un riesgo, le va fortaleciendo cada vez más ante este tipo de situación. Conviene también, compensar el esfuerzo emocional que hace el paciente, con un premio posterior. Por ejemplo, un plan que le encante y que le sirva para descansar después del trabajo que le ha costado dar ese paso.

4. El entorno, nunca tiene que ridiculizar a la persona por tener esta fobia. Es importante evitar comentarios despectivos. En realidad, es importante ser comprensivo pero no sobreprotector, es decir, la familia no tiene que dejar de hacer planes porque a esa persona le dé miedo hacerlos.

5. El miedo a los insectos se potencia en verano. Es importante informar a la persona sobre cómo actuar en caso de picadura.

Actitud del paciente

El problema solo se soluciona cuando el paciente se da cuenta de que tiene un conflicto que limita su vida y que tiene que superar. Por mucha presión que ejerza el entorno, no hará nada si no se da cuenta por sí mismo.

Extraído de http://psicologiayautoayuda.com

 

Dejar un comentario